Tarimas
0 votos

Tarimas

Si estás buscando ideas para dar más calidez a tu hogar, colocar una tarima puede ser una buena opción. Además de aportar un aspecto mucho más acogedor a la estancia, las tarimas tienen  otras ventajas, por ejemplo su resistencia, el aislamiento que aportan, y también pueden ser una buena alternativa cuando el parquet está muy estropeado En nuestro Blog de Decoración te contamos los diferentes tipos de tarimas entre los que puedes elegir, así como las ventajas e inconvenientes de cada uno.

Tipos de tarimas

Actualmente, existen en el mercado muchos tipos de tarimas, cada una con sus ventajas e inconvenientes. Al optar por una de ellas, debemos tener en cuenta dónde estará situada, y el uso que vamos a darle. La variedad de materiales utilizados para fabricar las tarimas, nos permiten ponerlas en lugares como la cocina o el baño, e incluso en exteriores, sin que se deterioren.

  • Tarima flotante de madera: requiere los mismos cuidados que el parquet de madera y se puede arañar, por lo que hay que pulirla y barnizarla de vez en cuando para que recupere su aspecto y brillo orgiginales. Es sencilla y rápida de instalar, aunque para pulirla tendremos que dejar nuestra vivienda un par de días hasta que se seque el barniz. Además, como la capa de madera es fina, no podremos lijarla más de dos o tres veces.
  • Tarima flotante sintética: son mucho más resistentes que la madera, por lo que son ideales para oficinas ya que no se arañan facilmente, aunque se arrastren sillas y muebles.
  • Tarimas curvilíneas: es un tipo de madera flotante que en lugar de utilizar lamas rectangulares, utilizan lamas curvilíneas, que siguen el crecimiento y forma del árbol.

Imagen: Bolefloor

  • Tarimas exteriores: al igual que las tarimas de interior, las de exterior pueden ser de madera o sintéticas. Al elegirlas debemos saber que la madera expuesta a la humedad y al clima, requiere de un cuidadoso mantenimiento, ya que se deteriora con facilidad. Podemos situarlas en el jardín, en una piscina o en una terraza, lo que aporta un toque cálido y elegante.

Dónde comprar la tarima

En el momento de comprar la tarima, debemos informarnos bien acerca del material y del grosor de la misma, así como de si la instalación es sencilla y viene incluida o no en el precio. Lo mejor antes de decidirnos, es pedir varios presupuestos y hacer nuestra elección en base a la relación calidad-precio.

En el directorio Tarimas.org.es, puedes acceder de forma sencilla a todas las empresas dedicadas a la venta e instalación de tarimas de tu ciudad, así como a sus datos de contacto y los servicios que incluyen.

Cómo poner una tarima flotante

Para poner a punto nuestra tarima, el primer paso es colocar una base de espuma de polietileno que cubra toda la habitación. A continuación se colocan las lamas encajándolas entre sí. Para esto, cada fabricante tiene su propio sistema, pero son todos muy parecidos, de tipo macho-hembra. Debemos dejar unos 8mm ó 10 mm. de separación entre la tarima y la pared para que no se levante con las dilataciones derivadas del calor o la humedad.

Diferencia entre la tarima flotante y el parquet

tarima flotante

Te preguntarás qué tipo de diferencia existen entre estos tipos de superficies. La respuesta es bastante sencilla. La diferencia entre la tarima flotante y el parquet está dada por el material que constituye a ambos y en lo que llevan debajo cada una.

La tarima flotante va montada directamente sobre hormigón (a veces puede que contenga una tela de neopreno entre medias, pero son pocos los casos que la contienen)  y si bien la mayoría de los casos suele ser de madera, también nos encontramos con tarimas flotantes en laminado o bien pueden ser aislantes. Son mucho más económicas qe el parquet y más sencillas de colocar.

En el caso del parquet estaremos cien por ciento seguros de que es madera y no va montado sobre el suelo, sino que va por encima de rastreles que funcionan como niveladores para el parquet. El inconveniente de este es que por muy bonito que luzcan las maderas es difícil de colocar y además es más caro. Sin embargo, también es más cálido, más elegante y más resistente.parquet tarima

Lo que diferencia también al parquet y a la tarima flotante es el cuidado que se necesita para ambos casos. El parquet siempre requerirá de más precisión y cuidado, no solamente a la hora de lustrarlo y sacarle brillo sino que también deberemos ser cuidadosos de no volcar líquidos sobre él porque es un material tan delicado que se corre el riesgo de mancharse y no poder quitar el espacio humedecido. Otra de las precauciones que debe tener el parquet son los arañazos que puedan tener. Tanto sea que haya niños en casa como incluso las mujeres con sus tacones pueden llegar a generar esos arañazos en el suelo.

La tarima flotante tiene la ventaja de ser visualmente igual que el parquet con la diferencia de que es mucho más fácil su cuidado y lavado. No necesitará de ceras muy costosas ni productos especiales para lustrarla, mucho menos tener que gastar tiempo pasando una máquina especial para lustrar el suelo. Además de eso aguantan todo tipo de producto con lo cual no gastarás mucho dinero en productos de limpieza. Por si fuera poco aguanta el sol y los diferentes tipos de temperaturas, por lo que puedes emplearla tanto en el exterior como en el interior de las casas.

Es verdad que siempre la nobleza de la madera proporcionará más calidad y elegancia que otros materiales, no obstante hay que tener en cuenta que si en la casa hay niños y animales, siempre será mejor idea que se piense en tarimas flotantes, puesto que en el caso de que se sufra deterioro el trabajo con el material es más fácil y manipulable que el parquet y no nos veremos en la encrucijada de tener que hacer una doble labor para reparar los daños.

 

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>